martes, 28 de mayo de 2013

1 comentarios :

  1. No se lee el artículo en el blog, me he ido directamente a leerlo poniendo el título del artículo en un buscador.
    La primera parte me ha puesto de mal humor, el problema no es sólo de los niños adoptados, si no de lo encorsetado del sistema educativo. ¿Cómo se puede negativizar el juego? ¿qué es jugar demasiado....??????. Afirman en el artículo que algunos no entienden el lenguaje del esfuerzo... ¿no es un gran esfuerzo aprender una lengua extranjera contra reloj como hacen muchos de estos niños?, igualmente que no les motivan los libros de la mochila (imagino que se refieren a los libros de texto), me gustaría saber a qué tanto por ciento de los niños les motivan los libros de texto... ni que fueran irresistibles...
    Al menos se dice una gran verdad y es que en el fondo no es nada distinto de los niños poco estudiosos ¿quién fallan los niños???? yo lo tengo claro, falla el sistema.
    No se puede prentender meter a todos los niños en el mismo saco, no es cuestión de edades, es cuestión de individualidad, todos y cada unos de nosotros somos diferentes, con diferentes intereses y capacidades, está fuera de toda lógica medirnos y exigirnos por rangos de edades, es totalmente ridículo.

    ResponderEliminar