miércoles, 13 de marzo de 2013




Artículo sobre el cole en la revista de cuadernos de pedagogía del mes de noviembre 2012

Educar para la felicidad
Nombre del centro: CEIP Vital Alsar
Titularidad: pública.
Número de alumnos: 51.
Número de profesores: 4 maestros del proyecto y 2 interinos
a media jornada para las especialidades de Inglés y
Pedagogía Terapéutica.
Ubicación: Cueto (Santander).
Hace tres años, un grupo de padres y educadores empezamos a reunirnos para reflexionar, debatir y compartir la escuela que soñamos y la educación más conveniente para el sig lo XXI. Fruto de este proceso, nuestro centro empezó a funcionar el curso 2010-11.
El proyecto educativo continúa en construcción con reflexiones,adaptaciones al contexto y reajustes consensuados que implican mucha discusión y tiempo. 

Respeto, autorregulación y autogestión
Creemos que el eje fundamental en la educación es el respeto por uno mismo, por los demás y por la naturaleza.
Respeto mutuo y confianza en la capacidad de aprender todos y todas.
Respeto por los intereses y motivaciones del niño en cada momento, por los ritmos de cada uno, así como por sus estilos y estrategias de aprendizaje. Respeto a la libertad de elección y decisión del camino intelectua l, emocional, social y vital de cada uno. 
La autorregulación de las emociones y la autogestión de los aprendizajes es el objetivo final, que se conseguirán a través de una gestión democrática, participativa y responsable. Realizamos asambleas diarias de aula y semanales de todo el centro,
en las que puede participar cualquier miembro de la comunidad educativa. En ellas evaluamos el trabajo realizado, se hacen propuestas y afloran situaciones emocionales que se debaten entre todos. Los padres participan en comisiones y grupos de trabajo (comisión pedagógica, de comunicación y participación, huerto y sostenibilidad, arreglos ... ) y en la asamblea general. 

Transformarse mientras se transforma el mundo.
Aprender supone la transformación, el crecimiento y el desarrollo interno de cada uno a través de la interacción con el mundo exterior. Es un proceso vital y personal. Para que sean significativos, los aprendizajes han de ser funcionales y estar relacionados con la vida de cada niño. Para ello organizamos las
actividades en tres tipos de propuestas:

-Los proyectos de trabajo, individuales o compartidos, que recogen los intereses inmediatos de los alumnos y alumnas.

-Los contextos de aprendizaje, ambientes preparados, en los que los niños investigan, practican y reproducen situaciones de la vida cotidiana, privilegian el desarrollo de determinadas competencias básicas: la matemática en el barrio, con un banco, una mercería, un restaurante, una oficina de cálculo y un taller de
construcción; la lingüística y las TIC en la mediateca, y la editorial para investigar, buscar información, editar los trabajos realizados y articular el periódico del cole y, en un futuro, las emisoras de radio y televisión. Los idiomas, la geografía, la historia y las diferentes culturas en la Tierra son el contexto para que una ONG para el desarrollo y una agencia de viajes hagan de hilo conductor de las actividades. El conocimiento e interacción con el medio físico, en el huerto y el laboratorio, donde los niños observan, manipulan, experimentan e investigan sobre el mundo animal, las plantas, el cuerpo humano y la ciencia en general. Contamos además con la isla, un espacio para la relajación, la introspección, la reflexión y el diálogo, donde se llevan a cabo las asambleas de grupo y las mediaciones de los conflictos.

-Los talleres son una oportunidad de trabajo internivel y de adquisición de técnicas y habilidades de resolución de problemas, aplicables a todos los contextos: teatro, educación creadora, cocina, costura, marquetería, telares, etc. La educación de las emociones es esencial para lograr el equilibrio personal y un adecuado ambiente escolar, por lo que se trata de aprender a reconocerlas, nombrarlas, expresarlas y practicar las actitudes necesarias para construir buenas relaciones afectivas. Nuestro objetivo es que la felicidad y la alegría imperen en el día a día del centro, porque la diversión y el aprendizaje pueden y deben ir de la mano.

78 CUADERNOS DE PEDAGOGIA. N' 428 

0 comentarios :

Publicar un comentario